Vizconde Torres Solanot - ESPIRITAS.ES

Espíritas.es
Espíritas.es
Vaya al Contenido

Vizconde Torres Solanot

BIOGRAFIAS
Torres-Solanot y Casas (D. Antonio) – Vizconde Torres-Solanot, de rica familia noble, nació en Madrid el 20 de Enero de 1840, aunque era originario de la provincia de Huesca, en esos momentos su familia estaba en la corte de Madrid, ya que su padre Don Mariano era diputado y senador del reino y pasó a desempeñar la cartera de Gobernación en uno de los ministerios de Espartero.

En Huesca, cuando estudiaba en la escuela, sobresalió, en el instituto estudió pedagogía, latín y humanidades, terminando filosofía, y en Zaragoza estudió los dos primeros años de derecho, que después continuo en Madrid como administración. No tiendo vocación para la abogacía se centró en el estudio privado de las ciencias morales, políticas y filosóficas. Al poco tiempo, cansado físicamente e intelectualmente, empezó a viajar para recuperarse y para completar su ilustración.

Siendo niño, colaboró redactando periódicos manuscritos en una modesta publicación fundada por escolares en Zaragoza, llamada “El Ateneo”.

Desde 1867 se dedicó al periodismo, dirigiendo en Huesca “El Alto Aragón”, en la que al principio se publicaban intereses materiales y después políticos, que defendían las ideas del partido progresista, y al mismo tiempo colaboraba en varios periódicos literarios.

En 1868 fue secretario de la junta revolucionaria de Huesca, donde continuó en aquel periódico hasta el año 1870.

En 1871 estando en Zaragoza, abrazó el espiritismo aun que lo conocía desde el año 1862. Fundó y dirigió durante unos meses la revista “El Progreso Espiritista” y después viajó a Madrid para formar parte de la redacción del periódico fundado por D. Nicolás María Rivero, llamado “La Constitución”. Desde el año 1872 fue presidente de la Sociedad Espiritista Española, dirigió en Madrid “El Criterio Espiritista” órgano de esa sociedad y del “Centro General del Espiritismo en España” que fundó en el año 1873. En defensa de ella, tuvo varias polémicas y escribió artículos en “Las Novedades”, “El Universal”, “El Imparcial”, “El Pueblo”, “El Tribuno” y “El Globo”, colaborando en éste último antes de convertirse en un periódico político.

Publicó su primer libro en 1872 llamado “Preliminares al estudio del Espiritismo – consideraciones generales para la doctrina, filosofía y ciencia” de 400 páginas e impreso en Madrid. Cuatro años después, publicó “Controversia Espiritista”, defendiendo el espiritismo con noticas y testimonios que demostraba la realidad de los fenómenos espiritistas y que contaba con 300 páginas.
En 1878 fundó y dirigió una revista científica de estudios psicológicos llamada “El Espiritista”, publicándose en Zaragoza los cuatro últimos números en forma de suplemento y contestado a los sermones predicados por el canónigo Sr. Codera contra el espiritismo. Publica el libro “Positivismo espiritualista” para dar a conocer la historia de trabajos científicos hechos en el terreno de la psicología experimental y sus  estudios e investigaciones en ese campo. Los veinte primeros capítulos, vieron la luz en la Revista de estudios Psicológicos de Barcelona.

En 1888 se celebró en Barcelona el I Congreso Espírita Internacional, del que fue presidente y promotor. Como presidente honorario estaba Fernández Colavida, y de vicepresidentes Amalia Domingo Soler y Miguel Vives. Al año siguiente fue el delegado español en el Congreso Internacional de París.

En España, junto a Fabián Palasí Martín, fundó las primeras escuelas laicas.

Tras una vida dedicada al estudio, a la demostración y a la divulgación del Espiritismo, desencarnó en 1902 en la ciudad de Barcelona.

Fue uno de los hombres más importantes e influyentes en la historia del Espiritismo en nuestro país.

Centro Espírita Anoia

Made by  Centro Espírita Anoia
Regreso al contenido